El Celeste cerró el año con una victoria en casa, venciendo a Independiente de Tandil por 76 a 51, en un encuentro correspondiente a la décimo quinta fecha del Torneo Federal, organizado por la CABB. Matías Fernández fue el máximo anotador del Gasolero con 17 puntos, mientras que Andrizzi fue el goleador de la noche con 22 para el elenco visitante.

Temperley culminó la primera parte de la temporada con una victoria como local, que le sirve para seguir en los puestos de vanguardia de la tabla de posiciones y para recuperarse de la derrota sufrida ante Platense. El cotejo fue mucho más parejo de lo que dice el score final (76-51), dado que tras un gran último cuarto, el Celeste pudo despegarse en el tanteador y cerrar el juego con tranquilidad.

La figura más valorada de la noche para el conjunto Gasolero, fue Raúl Pelorosso con 6 puntos, 8 rebotes y 7 asistencias, en tanto que el pivote Matías Fernández fue quien se destacó a la hora de las anotaciones con 17 puntos. El goleador de la noche estuvo en el equipo perdedor y fue Valerio Andrizzi, autor de 22 puntos (8/10 dobles).

El encuentro comenzó parejo con ambos equipos mostrando bastante dinámica en sus ofensivas y con cierta efectividad a la hora de encestar. El primero en obtener una ventaja en el tablero fue el equipo local, que conseguía puntos en su dupla interna, Antoniuk (6)-Fernández (4) y se escapó por 5 (13-8) a falta de 4’. La visita supo reaccionar de la mano de Andrizzi (8) e igualar en 18 al cabo del 1c.

El segundo capítulo fue el de peor trámite de juego, dado que ninguno de los dos podía anotar y el duelo navegó por las aguas de las desprolijidades y escaso goleo. Independiente estuvo los primeros 6’ sin anotar y se mantenía en partido, merced a la muy baja efectividad de Temperley desde los 6,75 (2/17 primer tiempo), que le impedía romper la defensa zonal visitante. Esta situación, llevó al local a quedarse sin convertir en los últimos 4’ del período y el conjunto Tandilense fue quien tomó confianza y con el ingreso de Novara (4) pudo meter un parcial de 7 a 0 y retirarse al descanso en ganancia por 27 a 23.

En el tercer segmento aparecieron los triples para el Cele y con tres consecutivos, volvió a tomar el comando en el tanteador por 32 a 29 con 7’ por jugar. El cambio en el local, no sólo se dio desde la efectividad de la media distancia, sino también desde la actitud, fue otro equipo el que salió a disputar el segundo tiempo. Por su parte, la visita no daba el brazo a torcer y plantaba batalla con lo que hacía su estandarte ofensivo, Andrizzi, quien se las ingeniaba para sumar (9 en 3c) y mantener a los suyos a tiro en el marcador. El tercer chico se cerró con una ajustado 48 a 45 para el dueño de casa.

En los diez finales se vio la mejor versión del Gasolero, ajustando mucho más la defensa y aprovechando cada uno de los errores tandilenses para correr la cancha y empezar a sacar diferencias. En ese rubro, fue muy importante la tarea de Raúl Pelorosso (7 asistencias) para darle un buen destino a cada contragolpe Celeste. A falta de 5’ el marcador indicaba 52 a 49 para el local, pero un vendaval de puntos (14-0) fue lo que permitió comenzar a sentenciar el juego. Temperley tomó nota del quedo de la visita, para volcar el pleito a su favor y cerrarlo con bastante holgura. Finalmente fue 76 a 51, en un triunfo laborioso que lo mantiene peleando los puestos de arriba y que sirve para cerrar el año con una sonrisa e irse al receso de las fiestas con la tranquilidad de estar realizando un gran torneo.

 

Síntesis

Temperley (76): Nicolás Rolandi 0, Leonardo Rodríguez 12, Leopoldo Ibáñez Paz 3, Iván Antoniuk 16 y Matías Fernández 17 (f.i); Raúl Pelorosso 6, Alejandro Eiguren 8,  Martín Trímboli 12 y Martín Franchino 2 D.T: Leonardo Costa
Independiente de Tandil (51): Harstock 5, Lanusse 0, Andrizzi 22, Ledesma 4 y Estala 6 (f.i); Novara 4, Mancinelli 2, Carabajal 5 y Dilascio 3 D.T: Tasso
Progresión: 18-18, 23-27 (5-9), 48-45 (25-18) y 76-51 (28-6)
Árbitros: Hernán Mastrofilippo y Cristián Díaz
Gimnasio: Alejandro Metz
Público: 100 personas

Informe: Mauro Osores
Foto gentileza: Guillermina Payero
PRENSA C.A. TEMPERLEY