Esta mañana el Gasolero volvió a los entrenamientos en el predio del Sindicato de Pasteleros pensando ya en Tigre, su próximo rival en el campeonato, a quien enfrentará como local el lunes desde las 20hs.

Luego de la práctica, en la que el plantel realizó fútbol en espacios reducidos y ejercicios de definición, el volante central Gustavo Aprile dejó sus sensaciones en cuanto al último partido frente a Racing y cómo ve al equipo para su próximo desafío: “Las sensaciones son distintas por lo diferente que fueron ambos tiempos ante Racing. Lo que sí estoy seguro es que se dejó todo dentro de la cancha”. A su vez, agregó que Temperley no está lejos del nivel del resto de los equipos y que el objetivo de la permanencia es alcanzable.

El mediocampista uruguayo ingresó en el complemento para aportarle otro ritmo al juego del equipo que dirige Ricardo Rezza, “Me sentí muy bien. Creo que la reacción del equipo en el segundo tiempo fue importante porque nos hicimos respetar. En el primer tiempo ellos entraron con una dinámica distinta, en su cancha y nos lo hicieron sentir pero después los acorralamos en su arco, sacando un plus, y pudimos haber empatado el partido”.

Aprile reconoció que la expulsión de Luciano Lollo aportó para que el Gasolero pudiera adueñarse del juego en el segundo tiempo, “a pesar de que ya lo veníamos apretando y la expulsión se da por una jugada en la que presionamos”. El mediocampista oriundo de Montevideo recalcó que para recibir a Tigre “hay que seguir con la misma actitud y con el mismo juego”.

Temperley volverá a los entrenamientos mañana por la mañana, nuevamente en el predio de Pasteleros buscando la puesta a punto para el cotejo que se jugará en el estadio Alfredo Beranger con el arbitraje de Pedro Argañaraz.

Informe: Matías Cepeda
Foto: Ezequiel Morales
Prensa C. A. Temperley