El Gasolero recibirá este viernes a las 21.30 al verde juninense, en un juego válido por la vigésima séptima fecha del Torneo Federal y el cual será arbitrado por Diego Monti y Rodolfo Gurman. Compartimos la palabra del entrenador Leonardo Costa.

Se va cerrando la fase regular y la competencia comienza a alcanzar puntos altos en cuanto a expectativas, cada equipo pugnará por ganar una mejor posición de cara a los playoffs y en el caso de Temperley, el objetivo pasará por retomar la senda de triunfo, con el afán de no perder terreno en los primeros puestos de la Conferencia Capital Bonaerense.

El Celeste arriba a este compromiso, ante Sarmiento, tras sufrir su séptimo  traspié en lo que va de su campaña, luego de ser derrotado por Pedro Echagüe en el barrio porteño de Flores. En relación a lo que significó la caída ante el elenco capitalino, el entrenador Leonardo Costa argumentó: “Del juego ante Echagüe, rescató lo bueno que hicimos en el primer tiempo, a pesar de no estar tan finos en ataque, hicimos un gran trabajo en defensa y nos fuimos al entretiempo con el marcador y desarrollo de juego que queríamos hacer.En la segunda etapa, entramos muy desconcentrados y sufrimos una racha muy positiva de Segón (3/3 triples), que nos dejó corriendo de atrás en el tanteador. La bronca es que fueron errores por mala ejecución defensiva nuestra, permitiendo que el rival tome confianza. Ellos son un gran equipo que si les das ese tipo de licencias, lo pagas caro.”

Si bien, el Gasolero no pudo festejar el pasado fin de semana, la gran temporada que se viene realizando es motivo de alegría en el seno del plantel, sabiendo que se consiguió un pasaje a los playoffs de manera directa, sin tener que pasar por la reclasificación. Reflexionando sobe esta temática, el mandamás Celeste expuso: “Habernos clasificado entre los seis mejores nos da cierta tranquilidad para encarar la recta final de la fase regular”. Además agregó: “No hay que olvidarse, que Temperley está debutando en esta categoría y a pesar de que hay jugadores que ya han jugado el TFB, en lo personal, junto con el resto del cuerpo técnico y los dirigentes, es nuestra primera experiencia y es más que satisfactorio el logro que hemos obtenido. Igualmente intentaremos no quedarnos con ese mérito y nada más, sino que intentaremos conseguir el mayor rendimiento posible y que eso nos lleve a una mejor colocación en la tabla de posiciones”.

El rival de turno, Sarmiento de Junín, marcha por debajo de la mitad de tabla con un record negativo de 10 victorias y 14 derrotas. El elenco juninense se ha mostrado muy irregular a lo largo del torneo y jugando fuera de casa no es la excepción, por eso también ha perdido más de lo que ganó (4-7). Su principal arma ofensiva es su armador, Mauro Araujo, quien ostenta una media 15.0 puntos, 3.3 rebotes y 2.2 asistencias por encuentro.

Por su parte, Temperley arrastra una racha positiva haciendo las veces de anfitrión y suma siete triunfos en fila jugando en el microestadio Palo Metz. Este ítem, es sin lugar a dudas la punta del iceberg de esta muy buena temporada, cumpliendo en buena forma el objetivo de ser fuertes en casa y ganar la mayor cantidad de partidos posibles. En una totalidad de doce cotejos, el Celeste se ha quedado con once victorias y sufrió una sola derrota una sola derrota, casualmente a mando de Pedro Echagüe, hasta ahora el único rival que ha vencido al elenco de Turdera, tanto en el juego de ida como en de vuelta.

Leo Costa -3-

Informe: Mauro Osores
Fotografía:
Guillermina Payero
Prensa C.A. Temperley