Leonardo Costa, entrenador de Temperley, dio su parecer de lo que fue la temporada del Celeste en el Torneo Federal, refiriéndose también al andamiaje de la institución del sur y a lo que se será su continuidad en el elenco de Turdera.

El crecimiento de un club siempre viene aparejado por buenas decisiones y Temperley, hoy en día, es eso, el sentido de la responsabilidad puesto al servicio de cada disciplina en pos de conseguir objetivos. La campaña del Gasolero en el Torneo Federal tuvo mucho que ver con eso, dado que siendo el debut de la institución en competencias de básquetbol a nivel nacional, el Celeste fue paso a paso desarrollando una gran temporada, donde fueron mutando las metas con el correr de los partidos.

Nombrar que fue una de las tres mejores defensas del torneo, ganó 17 de sus 18 partidos jugados en casa, peleó siempre en los primeros puestos en la fase regular, alcanzó las semifinales, llevando a un quinto partido de visitante, con chances de ganar, a uno de los conjuntos con mayor presupuesto y firme candidato al ascenso, son algunas cuestiones que se pueden mencionar para graficar la temporada de Temperley en la edición 2014/15 del Torneo Federal.

Uno de los responsables, el cerebro de este proceso, es el entrenador Leonardo Costa, quien junto a su cuerpo técnico, fue el encargado de amalgamar las piezas de este equipo, con el objetivo de sacarle el máximo provecho a cada jugador. “Estamos muy contento con el trabajo realizado, el balance es muy positivo, alcanzamos un muy buen resultado, pero sobre todo destacó el camino que recorrimos, donde se laburó con el constante apoyo de dirigentes y del presidente, que estuvieron en todos los detalles para que nunca faltase nada”, manifestó Costa a la hora de referirse a la temporada del Gasolero.

-¿Qué balance haces de esta primera temporada de Temperley en el Torneo Federal?

– El balance es muy positivo, fue la primera temporada tanto para el club como para muchos de nosotros y teniendo en cuenta los objetivos a cumplir antes de comenzar, puedo decir que se superaron ampliamente las expectativas. Estamos muy contentos con lo realizado, sentimos el apoyo constante de un presidente y dirigentes, que están comprometidos cien por ciento con el proyecto, que anteponen el camino recorrido y las formas por sobre el resultado final. Eso es algo que no encontras en todos lados, por eso lo agradezco y lo valoro muchísimo.

-¿Por donde pasaron las claves para realizar esta gran campaña, lo atribuís más a lo humano del grupo o al talento y el juego demostrado dentro del rectángulo de juego?

– Como te decía antes, trabajamos tranquilos pudiendo disfrutar el camino, de esta manera es más fácil armar un grupo como el que se hizo. Con la colaboración de todos los integrantes del equipo, pudimos lograr la cohesión necesaria para jugar como un bloque de atrás para adelante, persiguiendo una identidad y un juego colectivo por momentos impecable.Resaltó mucho las ganas de los jugadores y la humildad para dejarse conducir hacía los objetivos, pienso que esa fue una clave muy importante.

-¿Consideras que para que un equipo funcione bien, es necesario tener muy en cuenta las personalidades de cada jugador para sacar lo mejor de cada uno?

– Sin duda, son todos seres humanos y cada cual con lo suyo. Conocerlos para poder llegar a explotar su máximo potencial, es algo que me parece muy importante y disfruto hacerlo, hablar con ellos, lograr que se sientan parte, aceptar, discutir, perdonar. Construir desde un lugar de respeto con el aporte de todos.

-¿Una vez que fue pasando la temporada y viendo que siempre estuvieron en los primeros puestos, soñaste con que se podía jugar una final, peleando un quinto partido en semifinales?

– Ya entrada la temporada comenzamos a notar que podíamos y si bien sabíamos cuales eran los objetivos, nos gustó la idea de sumar otros y lo intentamos con mucha fuerza hasta el final. Obviamente todos hubiésemos querido seguir adelante, pero no se pudo. Igualmente aprendimos mucho de este torneo y vamos a capitalizar lo vivido en este para la próxima campaña.

-Teniendo en cuenta que ya hace un par de temporadas que estas en el club ¿Cuál es la clave para explicar el crecimiento de Temperley como institución y sobre todo en el básquet, donde viene mejorando año tras año?

– Pienso que la clave principal es el trabajo en equipo que se realiza, generando un ambiente de confianza y buen trato. Quienes conducen el club eso lo tienen muy claro, saben armar grupos, valoran a las personas, respetan el espacio de cada uno de manera impecable y se manejan con mucha humildad y compromiso. Como marqué anteriormente, se valora más el trabajo del año por sobre el resultado final y esa metodología te permite acercarte mucho más a los objetivos deseados.

-Ahora que pasaron casi dos semanas de la semifinal con Platense ¿Pudiste volver a ver el video, que conclusiones sacaste de esos partidos? ¿Qué te generó ese final, donde a pesar del resultado debieron retirarse de la cancha de una manera muy violenta?

– Si lo vi inmediatamente, cuando tuve oportunidad, ya que sentía cierta amargura pero a la vez mucho orgullo por como se plantaron los muchachos a jugar ahí. Te aseguro que no era nada fácil, pero ellos lo hicieron como un verdadero equipo y sacó la conclusión de que si bien uno aprende y encuentra cosas para cambiar, volvería a jugarlo de la misma manera. En cuanto a lo que pasó al final, lo repudio totalmente, ojalá nunca más vuelva a ocurrir.

-¿Cómo es tu futuro para la próxima temporada, vas a seguir ligado al club y si tuvieras que ir delineando el equipo, te gustaría mantener una buena base de lo que fue este grupo para el próximo TFB?

– Voy a seguir en el club, junto con el cuerpo técnico, era algo que ya lo sabíamos, independientemente del torneo que se hizo. Seguramente intentaremos mantener la base del equipo, que iremos definiendo en estos días.

Informe: Mauro Osores
Foto: Guillermina Payero
Prensa C.A. Temperley