Temperley igualó sin goles ante Quilmes en el clásico que cerró la fecha 24 y de esta manera, alcanzó un invicto de siete juegos, con dos victorias y cinco empates. Ricaro Rezza habló de lo que dejó el partido, el arbitaje y, además, remarcó el crecimiento institucional y la conducta a seguir para continuar logrando objetivos.

En conferencia de prensa, el entrenador gasolero manifestó qué lectura hizo del encuentro frente al Cervecero: “Sacamos el partido adelante mostrando lo que es este equipo, ya de por sí era un partido complicado en la previa, y con la expulsión de Brandán lo fue mucho más, pero el equipo fue solidario, mostró carácter y control para poder contrarrestar los avances del rival e incluso generó algunas situaciones. Fuimos superados en muchos pasajes del partido y al final pudimos controlarlo. Sabíamos que iba a ser un encuentro difícil, somos el único equipo que le sacó puntos a Quilmes en las últimas ocho fechas.

Luego, Rezza hizo referencia a la jugada de la expulsión de Fernando Brandán y al arbitraje de Diego Ceballos: “Lo que yo vi es que hubo falta a Brandán, pero en todo caso, si no se cobra la falta, no era para amonestar. No me gusta hablar de los árbitros, prefiero que lo juzgue el periodismo, porque quizá yo lo vea más para el lado de mi equipo. Uno quiere que las sanciones del juez sean parejas para ambos equipos, sin embargo, es posible que el árbitro se equivoque, como también nos podemos equivocar nosotros”.

Cuando se le consulto sobre nuevos objetivos, ya que matemáticamente el celeste quedó muy cerca de asegurarse la permanencia, el técnico celeste prefirió la cautela: “Con este empate estamos muy cerca del objetivo de mantener la categoría, que es lo que nos planteamos al empezar el año. Prefiero esperar a que la matemática indique que hemos cumplido el objetivo antes de pensar en una liguilla para alguna copa. Estamos a un punto de llegar a los 30 que es el objetivo que nos habíamos planteado y, probablemente, con lo hecho hasta acá nos alcance para mantener la categoría, de todas formas trataremos de sumar la mayor cantidad de puntos.

Para finalizar, Rezza habló de su continuidad en el banco del celeste: “Estamos en conversaciones, me siento muy cómodo y muy agradecido por el apoyo de la gente de Temperley. A diario siento el agradecimiento y el respaldo de los hinchas. Hemos hecho lo que era nuestra obligación. El trabajo no es de uno solo, sino de todo el cuerpo técnico, de toda la gente del club que está cerca del equipo, de los más de once mil socios activos. Todas esas cosas son las que hay que cuidar. Después si estoy o no, es lo de menos, no hay nadie imprescindible. Es posible que sigamos pero lo más importante es el club, el equipo y conservar la base de este grupo para seguir cumpliendo las metas propuestas”.

rezza

Informe: Gonzalo Villalba
Fotografía: Guillermina Payero
Prensa C.A. Temperley