El arquero del celeste habló en conferencia de prensa una vez finalizado el partido frente a Atlético Tucumán y realizó un análisis de lo que dejó el cotejo en el que Temperley empató 1 a 1.

En primera instancia, Crivelli hizo mención a algunos de los aspectos claves del partido y de las sensaciones que le había causado el: “El punto de local te deja un sabor agridulce, esperábamos ganar, esa es la realidad. Estuvimos gran parte del partido en ventaja y no lo pudimos definir, hicimos un gran esfuerzo y lo terminamos pagando caro por errores nuestros e incluso podríamos haberlo perdido sobre el final. Se sumo un punto que ojalá al final del torneo sea valioso”.

Luego, se refirió al conjunto visitante y a su manera y estilo de jugar que, por momentos, complicó al conjunto Gasolero: “Tuvieron algunas situaciones claras en el PT y luego empataron casi de casualidad. Tienen un esquema bien aceitado, cubren bien los espacios en toda la cancha y por momentos nos costó encontrarle la vuelta al partido. Después del empate de ellos quizá nos desordenamos un poco en el afán de buscar el triunfo y se hizo de ida y vuelta”.

Sobre el final, habló de lo que le queda al Celeste en las últimas fechas del torneo y de la lucha por mantener la categoría: “Jugar la permanencia te juega en la cabeza y la ansiedad te lleva a cometer errores, por momentos nos cuesta la circulación de la pelota y nos costó generar situaciones claras en el arco rival. Es un torneo durísimo y tenemos tres fechas para mejorar, tenemos fe de que vamos a dejar a Temperley en Primera porque estamos haciendo un gran esfuerzo para lograrlo y dejamos todo en cada práctica y partido”.

Informe: Gonzalo Villalba
Foto: Guillermina Payero
Prensa C.A. Temperley