Después de un trabajado triunfo en el debut, el primer equipo de Básquet del Club Atlético Temperley se pone a punto para la segunda presentación pactada para el día miércoles en La Plata midiéndose ante Gimnasia.

En la previa al duelo frente el Tripero, el departamento de prensa charló con Leopoldo Ibáñez Paz, figura en la victoria frente a Rocamora, quien analizó lo que dejó el estreno en casa y anticipa lo que será la visita a la ciudad de las diagonales.

-¿Qué análisis hicieron del juego ante Rocamora? ¿Tuvieron un rendimiento de menor a mayor, en donde hicieron más hincapié en el lo flojo del primer tiempo o lo bueno de la segunda etapa y la remontada final?

– El final del análisis es positivo porque ganamos, pero si lo desglosamos cuarto por cuarto, los primeros tres no jugamos bien. Tuvimos mucho nerviosismo, ansiedad, lógico en un debut y no supimos resolver la forma de jugar de Rocamora, nos complicaron los uno versus uno y no estuvimos atentos en las rotaciones. Lo positivo es que sacamos el resultado adelante a lo Temperley, pudimos revertir la situación y cambiar la mentalidad para tomar el dominio desde la defensa para después poder correr la cancha.

– ¿Teniendo en cuenta la cantidad de anotaciones (41) que recibieron los dos primeros cuartos algo inusual para Temperley en su casa, dónde estuvo la clave para cambiar tanto de un tiempo a otro, ya que en el segundo tiempo solo permitieron 27?

– Creo que el cambio arrancó desde lo actitudinal y la cuestión de empezar a defender con ganas. Desde lo táctico no teníamos mucho problemas, solo que debíamos que cerrarnos un poco más y defender más en bloque.

– En el juego la remontada comenzó con una gran defensa tuya sobre Gandoy quien venía lastimando y a partir de ahí fue como un efecto contagio para todo el equipo ¿En cuánto a la cuestión defensiva te sentís uno de los pilares?

– Si bien Leo (Costa) nos asigna tareas a cada uno, la parte defensiva y tratar de que no se caigan mis compañeros son de las que me gustan hacer. Cuando no nos están saliendo las cosas, me gusta intentar ser el que de el puntapié inicial para cambiar la situación y buscar desde la actitud defensiva cambiar el rumbo del juego. Con Rocamora nos contagiamos entre todos y por suerte pudimos dar vuelta el partido.

– En las últimas temporadas en lo que respecta a tu juego estás teniendo mucho más tiro de tres puntos ¿Es algo que estás trabajando para sumarle a tu juego o es una situación que se da natural en el partido y tomas los lanzamientos que te quedan?

– A medida que fue pasando el tiempo fui agarrando un poco más de tiro, pero la verdad es como se de el partido, no busco forzarlos. Pienso que nuestra forma de jugar hace que mucho de nosotros podamos tiros de tres puntos y también penetrar sin recargar el ataque en un solo jugador.

– Se viene Gimnasia, un rival duro al que conocen bastante y tienen la particularidad de no haberle podido ganar nunca jugando como visitante ¿Cómo analizas ese juego y crees que puede influir el historial sin triunfos en el polideportivo?

– No creo que nos podamos regir para un partido ni cuando perdemos estadísticamente en alguna cancha o al revés, año a año van cambiando los jugadores, entrenadores y por ende maneras de jugar y hay que adaptarse a lo que pasa en la actualidad. Si bien Gimnasia es uno de los rivales que mantiene su forma de jugar y mantuvo la base como nosotros es un rival complicado para nosotros, pero pienso que si hacemos las cosas bien y jugamos metidos desde el primer minuto tenemos chances de llevarnos el triunfo.

Informe: Mauro Osores
Fotografía: Mauro Rey
PRENSA C.A. TEMPERLEY