El “Celeste” cosechó su segundo triunfo consecutivo luego de vencer como local a Gimnasia de La Plata por 99 a 85 y de esta manera, igualó su record de tres triunfos y tres derrotas, en tanto que Gimnasia interrumpe su marca de cuatro victorias en fila y queda con un registro positivo de 4-2.

Lucas Ortiz fue el jugador dominante de la jornada con una planilla de 26 puntos (10/15 cancha), 7 asistencias, 3 robos y una tapa, secundado por otra importante actuación de Graham con 21 puntos (6/7 dobles). Brandon Nazione fue la pieza destacada del Lobo con 25 unidades (18 en el 1T).

El duelo se presentó parejo en las primeros instantes, pero con un Gimnasia en mejor sintonía merced a la movilidad de Nazione para aportar puntos dentro y fuera de la zona pintada. La visita tomó un máxima ventaja de 18-10 en el transcurso del primer chico, aprovechando la buena mano del extranjero y la imprecisión del Gasolero en la ofensiva (8 pérdidas). A pesar de estar adelante, el Tripero mostró irregularidad y regaló balones (7) que fueron a parar a su canasta (12 puntos) y a partir de ahí el Celeste fue creciendo de la mano de Lucas Ortiz (8), igualando el tanteador en 23 tras los diez de arranque.

En el segundo cuarto, la visita volvió a adelantarse esta vez a partir de la figura de Lisandro Villa, quien se despachó con siete puntos en fila y distanció a los suyos 30-25 en apenas 2′. A pesar de la desventaja, Temperley comenzaba a hilvanar mejores acciones en ofensiva, con juego de pases y rotación tanto en el perímetro como en la zona pintada, consiguiendo buenos lanzamientos para ganar en efectividad. Las bombas del Gasolero (4/7 en 2C) marcaron la pauta de la levanta del local, metiendo un parcial 15-2 para pasar al frente 45-40 a falta de 1′. En el cierre La Bella aportó una cuota de su jerarquía y achicó el score a la mínima 45-44 en favor del elenco de Turdera.

En el tercer cuarto Temperley continúo siendo muy efectivo para sus lanzamientos e inteligente para correr la cancha y hacer pagar cada error de Gimnasia, sosteniéndose en la delantera del marcador, apoyado en el tándem productivo que generaban Ortiz-Graham. Con Nazione controlado, Wilkerson (7) sacó la cara en el Lobo y mantenía a los suyos, pero una ráfaga de Chaine con cinco puntos en al hilo, más triple incluido le dio un máxima de 8 (60-52) al Celeste a falta de 5′. En la segunda mitad del tercer capítulo, Lucas Ortiz se encargó de ejercer aún más su dominio en las acciones de uno versus uno, agregando tiro exterior, para lo cual clausuró el segmento con un bombazo que decretó el 75-69 favorable para el dueño de casa.

En el cierre del juego, el Gasolero terminó de pinchar a un rival que se fue desinflando, Ortiz lo abrió con un triple y Graham le puso un moño con una terrible volcada que valió la pena para los que asistieron al encuentro. Sin bajar un nivel su intensida, los dirigidos por Leonardo Costa sellaron un triunfo inobjetble con muchos puntos altos, pero fundamente con un arsenal ofensivo (34/54 – 63%) que no le dio chance alguna de recuperación al rival y por eso festejó nuevamente ante su gente, abriendo con el pie derecho la seguidilla de juegos con continuidad el domingo ante La Unión de Colón.

SÍNTESIS

Temperley (99): Davico (8), Ortiz (26), Ibáñez Paz (11), Graham (21), Chaine (14) (F.I); Trímboli (14), Rodríguez Seu (2), Remolina (3), Gauna (0), Szeinkop (0) DT: Leonardo Costa

Gimnasia LP (85): La Bella (9), Sesto (5), Villa (18), Nazione (25), Wilkerson (18) (F.I); Lancieri (4), Rusconi (0), Rosende (0), Rodríguez Barrionuevo (10) D.T: Cesar Adriani

Parciales: 23-23, 45-44, 75-69, 99-85

Árbitros: Alejandro Trias – Rodrigo Reyes Borras

Estadio: Palo Metz

Informe: Mauro Osores
Foto: Walter Corrado – Prensa Gimnasia