El Gasolero le puso fin a la racha de cuatro derrotas consecutivas y venció como local a Petrolero por 80 a 66, en un juego intenso donde el Celeste mostró mayor solidez en los momentos claves y terminó ganando merecidamente. Ignacio Davico fue el goleador de Temperley con 17 puntos, bien secundado por Sebastián Chaine con 16, en tanto que para los neuquinos no alcanzaron los 20 puntos de Cedric Blosson.

El partido arrancó con mucho vértigo, pero con demasiadas imprecisiones en ambos equipos con pérdidas sucesivas de un lado y de otro, consiguiendo Temperley hilvanar tres acciones positivas y tomar una ventaja de 6-0 en 3′, hasta el tiempo muerto de Daniel Jaule. La visita retocó las piezas, mandó a la cancha a Blssom (6) y en 2′ estampó un 7-0 que lo puso adelante en el marcador, coincidiendo con la puntería exterior (3 triples), que le permitió quedarse con el primer parcial por 21-15.

En el segundo chico, Temperley se sostuvo al acecho en el marcador con mucha intensidad, presionando el balón en defensa y con la premisa de correr y arriesgar en el ataque rápido. Trímboli, de buena primera mitad, encestó un triple que lo puso adelante al Gasolero por 26 a 25 restando 5′. Con un juego tanto a tanto, Leopoldo Ibáñez Paz irrumpió en la ofensiva celeste y con una racha de cinco puntos en fila, destrabó el marcador para el dueño de casa, ganando la primera mitad por 37 a 33.

Tras el descanso largo, Temperley tomó un mayor control del duelo con un juego profundo apoyado en las tareas de Chaine y Graham, combinándose ambos jugadores para sumar 12 de los 22 puntos del Celeste en el tercer período. Petrolero quedó atrapado en ataque, mostró poca fluídez y eso decantó en 5′ minutos sin anotar. Los dirigidos por Costa aprovecharon su momento, con tenacidad y solidez, estiraron la brecha que culminó siendo de 18 (60-42), tras un triple de Trímboli en la última posesión.

En el último cuarto, el Naranja salió a presionar toda la cancha, buscando sacar de contexto a Temperley y generarle dudas en el traslado del balón. A partir de esa situación, “Petro” sacó réditos de unas pérdidas de Temperley y en 2′ estampó un 11-2 que lo dejó a menos de diez en el marcador (62-53). Con ese “sofocón”, los de Turdera levantaron la guardia nuevamente y encontraron los claros en la defensa zonal del rival, con un punzante Ignacio Davico que obligaba con penetraciones. El base anotó 11 puntos en el último acto y fue la pieza fundamental para que el Gasolero festeje un triunfo tan importante como necesario, recobrando una buena dósis de confianza de cara a la gira de la semana próxima en Neuquén.

Temperley (80): Davico (17), Ortiz (3), Ibáñez Paz (10), Graham (15), Chaine (16) (F.I); Pelorosso (2), Trímboli (10), Dayer (6), Rodríguez Seu (1) D.T: Leonardo Costa

Petrolero (66): Cantarutti (4), Pau (19), Vieta (1), Ferrini (3), MIllender (3) (F.I), Blossom (20), Lavezzari (9), Frola (0), Villalba (0), Merchant (7) D.T: Daniel Jaule

Parciales: 15-21, 37-33, 60-42, 80-66

Árbitros: Pablo Leyton – Rodrigo Reyes Borras

Estadio: Palo Metz

Informe: Mauro Osores
PRENSA C.A. TEMPERLEY