Pablo Magnin, delantero de 28 años de edad de último paso por San Martín de San Juan, se convirtió en el nuevo refuerzo de Temperley.

El jugador debutó profesionalmente en Colón de Santa Fe en el año 2010, logró el ascenso a Primera División en el 2011 y permaneció en dicho club hasta el 2015, año en que pasó a Instituto de Córdoba y temporada en la que anotó 10 goles. En el 2016 emigró al fútbol chileno (San Luis de Quillota) y retornó a Instituto para pasar al “Santo Sanjuanino” durante el 2017.

 

PRENSA C. A. TEMPERLEY