Pablo Magnin, delantero del plantel profesional del Club Atlético Temperley, dialogó con la prensa una vez culminado el encuentro frente a Rafaela, en el marco de la vigésimo primera fecha del Torneo de la Primera B Nacional 2018/2019.

Magnin analizó el encuentro deportivo ante ´La Crema’ y con humildad sostuvo: “Todo el equipo se sacrifica, no solamente yo. Particularmente me sentí bien, tenía esperanzas de que íbamos a ganar, teníamos con qué ganar; ellos no nos inquietaban tanto. Ganar el partido te deja un buen sabor”.

Por otro lado, el goleador hizo referencia al gran momento que atraviesa actualmente en su carrera profesional y lo que siente formando parte del plantel del ‘Cele’: “Estoy muy cómodo. Tenía otros lugares para elegir y me aconsejaron venir a Temperley. Matías Sánchez y Fernando Brandán me hablaron muy bien de la institución. Acá me siento bien y esto es una familia gigante. He estado en otros clubes donde el fútbol era lo más importante y acá comemos en el restaurant o compartimos mucho con la gente y cada uno de nosotros es uno más. Eso es lo que hace que se tenga tanto sentido de pertenencia cuando uno llega. Me recibieron demasiado bien, no me merezco tanto y por eso soy muy agradecido”.

El próximo sábado, Pablo Magnin tendrá su primera experiencia en el clásico vistiendo los colores del ’Gasolero’. En relación a este encuentro, reflexionó: “Lo tomo como todos los partidos, con la seriedad que se merece. Por suerte la gente transmite seguridad y alegría y a nosotros nos llega. Lo que podemos aportar como jugadores es demostrando todo dentro de la cancha y haciendo bien las cosas”.

Informe: Fiorella Costantini | Gonzalo Villalba
PRENSA C.A. TEMPERLEY