El 7 de diciembre de 1974 es una fecha inolvidable en la historia de nuestra gloriosa institución. Después de todo un año de trabajo, con un total de 42 partidos, se definía el ascenso a Primera División. El “Celeste” viajaba a Junín para enfrentar a Unión de Santa Fé, por la última fecha del cuadrangular final, que también disputaban Lanús y Estudiantes de Caseros.

Aquella tarde, el “Cele” formó con Néstor Hernandorena; Rubén Di Bastiano, Ricardo Salvador, Carlos Raúl Panizzo, Horacio Agostinelli; Horacio Magalhaes, Juan Carlos Veiga, Mariano Biondi; Horacio Corbalán, Pedro Vicente Patti y Juan Domingo Fierro.

En el complemento, Roberto Iturrieta, el entrenador del equipo, mandó a la cancha a Alejo Escos y C. Fernández. Rubén Di Bastiano anotó el gol, estampando lo que sería el 1 a 1 definitivo de aquel partido, y decretaba el ascenso de Temperley a la máxima categoría del fútbol argentino por primera vez en su historia.

El conjunto de Turdera se coronó campeón al adjudicarse el cuadrangular con 4 puntos, producto de una victoria y dos empates, por encima de Union y Lanús que sumaron 3, y Estudiantes 2.

De esta manera, el 7 de diciembre de 1974 es recordado por el histórico ascenso, y además, por la gran convocatoria de más de cinco mil almas gasoleras que se hicieron presentes en Junín con autos, micros y el famoso tren celeste fletado para esa ocasión acompañando a los héroes que llevaron al club a la elite de nuestro fútbol.