El Gasolero se quedó en la puerta de disputar la final por el ascenso en el Torneo Federal, luego de ser derrotado ante Platense por 77 a 75. Lucas Gornatti fue la figura de la cancha anotando 23 puntos y convirtiendo la última pelota, a falta de un segundo para el final del juego.

En un juego apasionante en todos lo sentidos, por la instancia, el marco, la rivalidad, Platense y Temperley disputaron un partido increíble, donde el Celeste supo estar al frente durante buena parte del duelo, pero el conjunto local con mucho empuje pudo darlo vuelta y definirlo sobre el epílogo, con un doble agónico de Lucas Gornatti. Finalmente fue 77 a 75 para Platense y con esta resultado accedió a jugar la final por el ascenso ante Olimpo de Bahía Blanca, mientras que  Temperley queda eliminado de la competencia, pero sin lugar a dudas con la frente en alto, dado que a pesar de ser debutante en la categoría, consiguió mantener una regularidad que lo catapultó entre los mejores equipos de la competencia.

Lucas Gornatti y Alejandro Pappalardi fueron quienes guiaron al Marrón a la victoria. El base, quien venía de una lesión que le impidió jugar con normalidad el tercer y cuarto punto de la serie, sumó 23 puntos (8/16 cancha), en tanto que le pivote fue el goleador de la noche con 28 y además capturó 14 rebotes. En el Gasolero, Iván Antoniuk sobresalió con 15 puntos (5/5 dobles y 5/5 libres).

El encuentro comenzó con un ritmo muy dinámico, propuesto por ambos equipos, jugando transiciones rápidas y efectivas. Temperley sumaba con Trímboli  (5) e Ibáñez Paz (5), mientras que Platense obtenía sus puntos en el juego interior de Pappalardi (8), tal es así que promediando el cuarto, la paridad reinaba y el tanteador indicaba 12 por lado. Gornatti (6) y Eiguren (4), aportaron lo suyo desde la organización de juego, pero siendo picantes a la hora de ir para el aro, los primeros diez se fueron con un elenco local al frente por la mínima tras, una bomba de Romani que decretó el 22 a 21.

En el segundo período, Temperley arrancó mejor parado en la cancha con Antoniuk (9) como usina goleadora. El ala pivote, estuvo siempre bien ubicado para recibir la asistencia de un compañero en el pick anda roll o en una penetración para ofrecerse como descarga. Los dirigidos por Leonardo Costa se mostraban muy tranquilos en el juego y con una atildada rotación de balón encontraban los huecos en la defensa calamar. Trímboli (5) seguía siendo una pieza clave en la visita, que a falta de 3’ disfrutaba de su máxima 39-31. En ese instante el juego se vio interrumpido por espacio de 15 minutos, debido a una agresión a la banca visitante. Un proyectil proveniente de la parcialidad local, hacía la delegación celeste produjo la suspensión momentánea e hizo que los equipos intercambiaran los bancos suplentes.

En la reanudación, Platense pareció volver más metido, anotando un 5-0 y recortando la diferencia a 3 (36-39), restando 2’. Sin embargo un par de buenas acciones en el juego interior del Gasolero, con Fernández y Antoniuk y un doble y falta de Eiguren, Temperley se fue al descanso con una más que interesante ventaja de 46-38.

Tras el entretiempo, el Celeste continúo por la misma senda y con un triple de Eiguren sacó la máxima de la noche 11 (51-40) a los 2’. En esos instantes, Temperley lució más aplomado, en contra posición del local que era un manojo de nervios y ejecutaba sus ataques con cierto apresuramiento. Luego del flojo comienzo, Platense pudo acomodarse nuevamente y como en toda la jornada, Pappalardi (7) era su principal vía de gol, marcando la diferencia en la profundidad de la pintura. Los dirigidos por Vázquez cerraron mejor el chico y culminaron el 3c con una exigua desventaja de 2 puntos (60-62).

En el capítulo final, nuevamente Temperley pegó primero, con un Leonardo Rodríguez encendido convirtiendo 8 puntos (2 triples) en fila, sumados a una bomba de Ibáñez Paz, el Celeste sacó una muy buena ventaja de 9 (73-64) a falta de 6’. Sin embargo, el Gasolero no supo mantener ese buen momento y sólo consiguió anotar un doble más hasta el final del encuentro. Con esa situación y envalentonado por ser local, Platense comenzó a arrimar con Pappalardi y Gornatti como ejes ofensivos. Restando 1 32” Niello terminó por estampar un 10-0 que le otorgó la delantera en el tanteador al Marrón por 74-73. En la ofensiva siguiente, Fernández hizo una gran jugada en el poste bajo juntando marcas, descargando para la entrada de Rolandi, que definió solo y puso 75-74 arriba a la visita con 51” por jugar. En la respuesta, tras un yerro de Pappalardi, Gornatti recuperó una pelota fundamental en la salida visitante, y sacó la falta para ir a la línea. Allí convirtió uno de dos y el juego quedó igualado en 75 a falta de 33”.

El Celeste estiró su ataque hasta el cierre de los 24”, pero no tuvo claridad y finalizó con un tiro lejano de Rodríguez que no pudo convertir. En la última bola con 13” por jugar, Gornatti tomó la responsabilidad y con un tiro suspendido desde la línea de libres, ante la marca de Fernández, decretó el triunfo calamar y la clasificación de su equipo a la final por el ascenso al TNA.

Síntesis

Platense (77): Romani 7, Farías 5, Niello 2, Sevegnani 7 y Pappalardi 28 (f.i); López 0, Gabriel 5 y Gornatti L. 23 D.T: Alejandro Vázquez

Temperley (75): Nicolás Rolandi 3, Leonardo Rodríguez 10, Leopoldo Ibáñez Paz 13, Martín Trímboli 12 y Matías Fernández 9 (f.i); Raúl Pelorosso 2,  Iván Antoniuk 15 y Alejandro Eiguren 11 D.T: Leonardo Costa

Progresión: 22-21, 38-46 (17-25), 60-62 (22-16) y 77-75 (17-13)
Árbitros: Sánchez Raúl y Macias Ezequiel
Gimnasio: Ciudad de Vicente López
Público: 900 personas

Texto: Mauro Osores
Foto gentileza: Dana Besteiro (Prensa CAP)
Prensa C.A. Temperley